Se encuentra usted aquí

Analizamos el primer registro paranormal en WhatsApp

Lunes 23 de Abril, 2018
Cincuenta y dos segundos. Es la duración de un mensaje de audio mandado a través de WhatsApp y que -presuntamente- contiene varias inclusiones psicofónico. ¿Llegan las TCI a las redes sociales?

El desarrollo tecnológico de nuestra sociedad nos ha permitido aproximarnos a la “otra realidad” desde una perspectiva muy diferente a la que conocieron los primeros investigadores de la parapsicología; ahora ya no sólo encuestamos testigos sino que disponemos de numerosos soportes objetivos que contienen las manifestaciones. A los registros de audio, vídeo o fotografías hay que sumar ahora llamadas a smartphones y mensajes de WhatsApp. Sí, en efecto. Con la aparición de los teléfonos móviles los supuestos espíritus empezaron a manifestarse en el espectro radioeléctrico.

A los registros de audio, vídeo o fotografías hay que sumar ahora llamadas a smartphones y mensajes de WhatsApp

Así lo puso de manifiesto la "Asociación Nacional de transcomunicadores (ANT)", fundada en 1990 y coordinada por Sonia Rinaldi. Esta investigadora desarrolló un interesante trabajo en torno a una comunicación registrada en un «buzón de voz» del teléfono de Zilda Monteiro, una mujer de Sao Paulo (Brasil) que habría recibido un mensaje póstumo de su ex pareja.

Zilda había estado casada con Edson  durante cinco años, periodo en el que ambos conyuges eran entusiastas de las TCI (Transcomunicación Instrumental) una serie de técnicas de comunicación con el más allá mediante aparatos electrónicos. Convencidos de que tras esta vida la existencia no desaparece, pactaron una señal para reconocerse.

El 9 de julio de 1999, Édson sufrió un infarto y fue ingresado en coma en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) de un hospital de Río de Janeiro. Nunca más despertaría. Al día siguiente del deceso, Zilda recibe un mensaje en su buzón de voz que decía: «Te quiero… te avisé»

El equipo de la doctora Rinaldi examinó el registro y la comparó con la voz de Edson que poseía de sus múltiples experimentos con el TCI. La coincidencia de las voces superaba el 90%.

Ahora, lo que ha llegado a la redacción de Enigmas es un mensaje de voz -presuntamente de origen paranormal- enviado a través de WhatsApp  que procede de un ciudadano de nacionalidad china. Este hombre trabaja en Londres y la casera le está poniendo en aprietos así que se desahoga con su mujer, una española residente en Barcelona que, al escuchar la grabación se sobrecoge. Detrás de la voz de su marido hay otras voces… suspiros y gritos de niños.

Como podrás escuchar en el vídeo, la voz es nítida pero, en un momento determinado, se percibe una distorsión, un eco eléctrico. ¿Un problema en la frecuencia? El caso es que la voz adquiere vida propia y deja de ser un eco para decir un «fuera» en el instante que nuestro protagonista se pregunta si le echará o no.

Huelga decir que el hombre estaba solo en el salón. Cerrado a cal y canto.

Suspiros, niños gritando cuando no hay una escuela en toda la manzana… ¿Se trata de una inclusión psicofónica?

Hemos analizado el audio y algo raro hay. De confirmarse su autenticidad estaríamos ante el primer WhatsApp paranormal de la historia de la parapsicología… se abren, por tanto, nuevos retos a los investigadores de las TCI.

 

Otros videos de:

Comentarios

A mí me ha pasado muchas veces al recibir o llamar al celular de mi esposo. Escucho voces, así mismo de mujeres, niños como en un parque o casa. Y una vez una voz me dijo: por qué tan solita? Cuando yo hablaba a larga distancia, pues mi esposo estaba en otra ciudad. Fue horrible.

Añadir nuevo comentario