Se encuentra usted aquí

La «momia-halcón» contenía ¡un bebé!

Miércoles 05 de Septiembre, 2018
Un arqueólogo canadiense descubre un feto humano en el interior de un pequeño fardo funerario egipcio del que se suponía que contenía los restos de un ave rapaz.

Andrew Nelson, bioarqueólogo de la Universidad de Western Ontario (Canadá), ha resuelto el misterio en torno a una momia egipcia de 2.100 años de antigüedad que hasta ahora se creía que envolvía el cadáver de un pájaro, concretamente un halcón.

La pequeña momia tenía toda la pinta de albergar los restos de un ejemplar de dicha ave, dados tanto su tamaño como el dibujo presente en su carcasa.

Sin embargo, Nelson decidió confirmar la identidad del ocupante de la misma, para lo cual utilizó un escáner de micro-CT que le permitió obtener imágenes en alta resolución de su contenido.

La sorpresa fue mayúscula al visualizar el resultado, porque en el interior no había ningún halcón, sino un feto humano con anencefalia, un grave trastorno consistente en que el bebé nace sin partes del encéfalo y el cráneo.

No obstante dicha afección, Nelson subrayó que el feto fue cuidadosamente momificado, y que la elección del dibujo que adornaba su carcasa resulta muy significativa, dada la asociación del halcón con Horus, uno de los dioses más importantes de la mitología egipcia.

Así, el bioarqueólogo sugiere que quienes se ocuparon de la pequeña momia, quizá le atribuyeron alguna clase de poder mágico.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario