Se encuentra usted aquí

Plantean la existencia de un trono de hierro en la Gran Pirámide de Keops

Lunes 15 de Enero, 2018
Sabíamos que ScanPyramids había descubierto un enorme vacío en el interior de la Gran Pirámide. Ahora surge la primera hipótesis de expertos que afirman que ese espacio alberga un trono de hierro de origen extraterrestre (meteorítico).

Como ya sabe todo el que esté interesado en el asunto de la siempre sorprendente Gran Pirámide de Giza, a finales de año, la revista Nature publicó los resultados de la investigación de Scan Pyramids demostrando con la medición de muones (como una radiografía de rayos cósmicos) que existe un “enorme vacío”, de aproximadamente 30 metros de largo, dentro de la pirámide de Keops.

Ahora, un experto sostiene una de las primeras hipótesis sobre el descubrimiento: en este vacío tan grande hay un trono de hierro de origen extraterrestre, o lo que sería lo mismo, meteorítico. Giulio Magli, profesor de arqueoastronomía en Milán, ha presentado una hipótesis de interpretación sobre la función y contenido de este reciente e inesperado hallazgo del proyecto Scan Pyramids, cuyos objetivos y modo de trabajo define el siguiente vídeo.

 

 

"La pirámide de Keops es uno de los monumentos más grandes y complejos de la historia de la arquitectura. Se accede a sus habitaciones internas a través de estrechos túneles, uno de los cuales, antes de llegar a la cámara funeraria, se ensancha y se eleva formando la llamada Gran Galería. La habitación recién descubierta está sobre esta galería, pero no tiene una función práctica de aliviar peso, porque el techo de la galería ya estaba construido con una técnica de ménsulas por esta misma razón".

De la finalidad de la estancia recientemente descubierta, dice que "hay una posible interpretación, que está en buen acuerdo con lo que sabemos sobre la religión funeraria egipcia como se ve en los Textos de las Pirámides en los que se dice que el faraón, antes de llegar a las estrellas del norte, tendrá que pasar las puertas del cielo y sentarse en su trono de hierro".

Dentro de la Pirámide hay cuatro ejes estrechos que apuntan a las estrellas. La vida futura del faraón era en el cielo, concretamente entre las estrellas del norte. Dos de los cuatro canales se abren a las fachadas del monumento, mientras que los otros dos se abren a las puertas pequeñas. Una de las dos puertas, la del sur, ha sido explorada sin resultados, mientras que la del norte todavía está sellada.

 

 

Estas puertas podrían representar las puertas del cielo y, quién sabe si las del norte podrían entrar en la sala recién descubierta por Scan Pyramids. La habitación puede contener, en su extremo superior, justo alineado con el vértice central de la pirámide, un objeto que necesita Keops después de cruzar las puertas: el trono de hierro que mencionan los Textos de las Pirámides. 

Podríamos imaginar este trono de Keops a base de estudiar el de su madre, la reina Hetepheres, encontrado y reconstruido por Harvard: se trata de una silla baja de madera de cedro, cubierta con oro y cerámica. La de Keops podría ser parecida, pero con hierro de por medio, tal y como afirman los textos.  Se trataría de hierro extraterrestre, o lo que es lo mismo, caído del cielo como meteorito de hierro.

 

 

La forma de descubrir si esta hipótesis es cierta consiste en explorar de nuevo el eje norte. Esta exploración lleva tiempo levantando grandes expectativas, pero nunca llega a realizarse. Investigando el conducto norte podremos saber si realmente da a la sala que se acaba de hallar.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario