Exhiben al público una momia de dos cabezas: humana y cocodrilo | Enigmas

Se encuentra usted aquí

Exhiben al público una momia de dos cabezas: humana y cocodrilo

Jueves 12 de Julio, 2018
Una momia de dos cabezas: la de una niña princesa y la de un cocodrilo. Llegó de Egipto a Turquía y es de lo más rara. Por primera vez han podido fotografiarla. Esta es su historia. Sergio Basi.

A veces el mundo nos sorprende con cosas insólitas y rarísimas. Esta vez lo ha hecho con una momia con dos cabezas. Pero eso no es lo raro. Lo realmente extraño es que la momia por un lado tiene la cabeza de una niña humana y la otra de un cocodrilo. Sí, un cocodrilo.

Evidentemente, no se trata de un ser híbrido y horripilante engendrado como una imperfección de la naturaleza. Nada más lejos.

La momia procede de Egipto y lo más probable es que sea de una princesa. La llevaron desde ahí hasta el Palacio de Yildiz de Estambul, no obstante, no tardaron en llevársela a otro palacio, el de Topkaki.

Su tremendo aspecto daba miedo a los que vivían en la corte del sultán y una anécdota escrita por un historiador turco cuenta, además, que una persona del servicio del palacio fingió unos ruidos para que pareciera que procedían del cráneo del cocodrilo y así asustar a la gente.

Ahora, fue fotografiada por primera vez.

La princesa egipcia en cuestión no ha sido identificada todavía, lo cual puede llevar a cualquier mente crítica a preguntarse cómo han identificado de una momia que era princesa si nadie ha dado noticia de las distinciones especiales que se le supondrían a una hija del faraón.

Bueno. Hay una. Y como distinción es peculiar. Desconozco si eso refiere a realeza, pero la distinción realmente existe y ya la he mencionado. A su momia va adosado el cráneo de un cocodrilo.  

Cuenta la leyenda en torno a esta momificación tan extraña que esta supuesta princesa murió atacada por un cocodrilo. Los dirigentes de su época decidieron juntar sus restos a los del cocodrilo a modo ritualístico pues pensaban que de algún modo esto la conduciría a la resurrección.

En términos literales seguro que no ha resucitado, no obstante, en sentidos mucho más figurados podemos dar por hecho que así ha sido dado que tantísimos siglos después estamos hablando de ella.

La práctica de juntar una momia humana con la de un cocodrilo no parece habitual, aunque la leyenda podría encajar con la idea de que Sobek, el dios cocodrilo, podría representar la vida al ser el creador del río Nilo a partir de su sudor.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario