Se encuentra usted aquí

Podemos controlar tus sueños

Miércoles 27 de Junio, 2018
¿Es posible deambular por tus sueños como si se tratara de un mundo virtual donde puedes hacer lo que te plazca?

Tener el control de tus sueños no sólo es posible sino que, para nuestra sorpresa, más de la mitad de la población, concretamente el 55% de las personas, lo ha experimentado en algún momento de su vida.

El “fenómeno” recibe el nombre de “sueño lúcido” y ahora, científicos australianos han verificado una técnica para tomar el control de nuestros sueños.

El sueño lúcido más antiguo del que tenemos constancia figura en una carta escrita por san Agustín de Hipona, en el año 415, donde explica que un ángel lo “despertó” para mostrarle que la percepción no dependía del cuerpo sino que del espíritu o la conciencia. El “ángel” le mostró desde lo alto cómo su cuerpo yacía dormido en la cama con los ojos cerrados.

También los monjes tibetanos practican desde el siglo VIII una forma de yoga basada en mantener la conciencia durante el sueño. Sin embargo, hasta no hace mucho, hablar de los sueños lúcidos era un asunto relegado a los círculos esotéricos y las tradiciones contemplativas. La ciencia no reconocía el fenómeno como válido porque pensaba erróneamente que los sueños lúcidos no eran más que alucinaciones producidas por relajación durante la vigilia.

Todo cambió en los ochenta cuando Stephen Laberge, de la Universidad de Stanford, llevó a cabo sus experimentos en laboratorios del sueño y se llegó a un consenso científico sobre la validez del fenómeno.

Pues bien, recientemente Denholm Aspy, ha validado en la Universidad de Adelaida (Australia) lo que ha denominado Inducción Mnemotécnica de Sueños Lúcidos –MILD–, una técnica que consiste en poner alarmas para despertar a los participantes tras dormir cinco horas.

Cuando abren los ojos, los sujetos deben decir en voz alta: “la próxima vez que esté soñando, recordaré qué estoy soñando” antes de volver a dormir. 

Tras instruir a 169 personas en esta técnica, el 53% de los participantes tuvo un sueño lúcido durante el periodo de prueba. Un porcentaje muy cercano al que se experimenta de forma natural.

Una de las pruebas del MILD obliga a que los soñadores adquieran el hábito de verificar regularmente si realmente están despiertas.
En declaraciones a IFLScience, Aspy aseguró que “la técnica funciona en lo que llamamos memoria prospectiva”, es decir, su capacidad para recordar hacer cosas en el futuro.

Porque, “al repetir una frase que recordará que estás soñando, se forma una intención en tu mente que de hecho, recordarás que estás soñando y te llevará a un sueño lúcido”, agregó.

Los resultados de su estudio nos acercan al desarrollo de técnicas efectivas de inducción al sueño lúcido que permitirán estudiar los beneficios potenciales de los mismos como puede ser el tratamiento de pesadillas y la mejora de las habilidades físicas.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario