Se encuentra usted aquí

Este es el curso de exorcismos de la Iglesia para religiosos de todo el mundo

Miércoles 17 de Octubre, 2018
Este evento no es para curiosos. Lo organiza la Iglesia y acapara el interés de religiosos de todo el mundo con una preocupación en común: el diablo y sus posesiones. Así que todos se unen para aprender más sobre los exorcismos.

El abril de 2018 tuvo lugar la última edición del curso Exorcismos y oraciones de liberación de la Iglesia católica, celebrado en Roma. Casi 300 congresistas, llegados desde puntos tan distantes como India, Corea, Nigeria, EE UU o Filipinas, asistieron a las sesiones impartidas en el Pontificio Ateneo Regina Apostolorum, Auditorio Juan Pablo II, en la histórica via degli Aldobrandeschi de Roma. Según la presentación del evento, que acaparó la atención mediática internacional:

«Este curso está diseñado como una ayuda para profundizar en la realidad del Ministerio del exorcismo con sus implicaciones teóricas y prácticas. Pretende ser un apoyo para los obispos, en la preparación de los sacerdotes asignados a este Ministerio, así como laicos profesionales que les asisten. En colaboración con el grupo de investigación socio-religiosa e información (GRIS), el curso cubrirá una amplia gama de temas: los antropológicos, fenomenológicos, sociales, teológicos, litúrgicos, canónicos, pastoral, espirituales, médicos, neurocientíficos, farmacológicos, simbólicos, criminológicos, legales y jurídicos. Habrá testimonios de exorcistas, con tiempo suficiente para preguntas y respuestas».

Sin embargo, no era un evento para curiosos. Los sacerdotes católicos interesados en profundizar en el Ministerio del exorcismo, solo debían presentar su acreditación celebret. Pero los laicos debían presentar una «Carta de declaración de las intenciones por las que quiere hacer el curso» y una «Carta de autorización de su obispo».

Como en ediciones anteriores, la reunión internacional de exorcistas católicos celebrada en Roma acaparó gran interés mediático.

Pero este año ocurrió algo diferente. Una novedad que también protagonizó titulares internacionales: «Creyentes hindúes y musulmanes acuden a exorcistas católicos para expulsar al demonio».

Este interesantísimo fenómeno, producto de la globalización de la fe y del que los investigadores llevamos décadas alertando, fue analizado por primera vez en el curso de exorcistas católicos.

«El catolicismo pierde creyentes en Europa y América. El auge de las sectas, las conversiones al Islam o el aumento de las iglesias protestantes hace que el catolicismo viva su momento de menor desarrollo en Occidente. África y Asia son en estos momentos el futuro de la Iglesia y sus desafíos pastorales empiezan a ser relevantes para el conjunto de la Iglesia. Y la lucha contra Satanás es uno de ellos».

Esta fue una de las conclusiones de los congresistas, forzados a poner el foco evangélico en África o Asia, donde continúan las conversiones al catolicismo, pero empapadas por las creencias y supersticiones locales. Y la posesión diabólica es una de las más extendidas en todas las religiones. En el curso de exorcistas fue un sacerdote indio quien señaló el fenómeno que empieza a darse en todo el mundo: «Muchos musulmanes vienen a nosotros. Incluso los que tienen una alta formación».

En ediciones anteriores de este curso ya se había advertido sobre «que la brujería estaba destruyendo a la Iglesia en África», en parte porque había muchos sacerdotes escépticos y formados en Occidente que no estaban respondiendo de manera adecuada.

«Es importante que la Iglesia comprenda los temores de la gente. La brujería es una realidad, no es superstición», alertaba en la última edición Michael Katola, profesor de Teología Pastoral, que agregaba que las respuestas pastorales inadecuadas estaban provocando que muchos fieles abandonasen la Iglesia.

Desde el punto de vista de la teología católica, el Diablo puede poseer a cualquier humano, independientemente de su raza, credo o nacionalidad. Por tanto, el exorcismo puede aplicarse a cualquier poseído, sea católico o no.

Sin embargo, más allá de las interpretaciones teológicas y doctrinales, el fenómeno de la posesión diabólica tiene una dimensión mucho más pragmática, real y social: la de los médicos occidentales que empiezan a encontrarse con casos de posesión diabólica entre inmigrantes animistas o musulmanes, por ejemplo en España.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario