Se encuentra usted aquí

El Códice Borgia

Martes 10 de Octubre, 2017
Desde que apareció el pensamiento han ido creándose una serie de archivos, de acceso restringido a muy pocos, que contienen datos de todo tipo, cuyo descubrimiento cambiaría nuestra visión de la historia y de cuanto nos rodea. Uno de ellos es el códice Borgia.
Juan Ignacio Cuesta

Un misterioso códice mesoamericano nos sirve para adentrarnos en los conocimientos alcanzados por otras culturas. Se conservan muy pocos de éstos, y éste en particular no se pudo ver hasta que en el siglo XVIII apareció en el museo del cardenal romano Setefano Borgia, que le dio su nombre.

Se trata de un manuscrito bellísimo que se hizo antes de la conquista oficial de América, en el ámbito azteca, en la zona de Puebla, Tlaxcala y Cholula. Sería coetáneo con el Renacimiento europeo.

Sus páginas nos muestran una serie de rituales que empiezan con el “Libro de los días”, que establece 260 como ciclo. Luego aparecen 20 dioses y los nueve señores de la noche. También establece la relación de éstos con los puntos cardinales. De la superposición entre su calendario y el de 365 días, nos describe la “rueda calendárica” que ocuparía períodos de 52 años, acompañados de predicciones, sobre todo en materia de agricultura, lluvia o enfermedades.

Pero la parte más interesante es la que describe la forma de vivir y entender el mundo de sus creadores, donde aparecen sacrificios –algunos humanos–, juegos con pelotas y una parte profética en la que se nos muestra al astro rey con 12 pájaros alrededor, a los que acompaña una mariposa. Serían los que reconocían como 13 niveles del cielo. Debido a la destrucción que los europeos provocaron en los primeros momentos de la conquista de América, sobre todo en ocasiones por el furor antipagano de algunos misioneros, muchos códices y monumentos que nos aclararían la realidad que se dio en aquel continente han provocado que tengamos que clasificarlos como “desaparecidos”, y hayamos perdido, lamentablemente, sus valiosas lecciones.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario